sábado, 8 de septiembre de 2007

Solamente locura


Amor sin sentido, ilusorio y chocante, frutada agonía del romántico empedernido. Incesante lucha por la cordura y congruencia mental, contra la viceralidad de los sentimientos revelados del ideal divino. Corazón lumínico y chillante, revolotea embriagantemente en el aire. Choca y se golpea contra las paredes del recuerdo. Miel alucinante, derramada sobre el emblema perdido en los escombros de aquel templo que algún dia brilló por ti. Loco amor, gira y se detiene el corazón insatisfecho, ríe y se lamenta, pues la locura ha salido disparada al exterior para morir en algún vacío.

Odio rencoroso, envenenando con cada paso el suelo espinoso de la verdad. Demonio de dos caras. Perversidad dibujada en su sonrisa maniatada. Negrura evaporada por el calo del miedo. Criatura infernal, con espejos ilusorios, danza sin sentido en el desorden de la memoria. Creando figuras huecas, con vida a partir de los gemidos del dolor. Proclama su reino que es el caos. Con tu corona de bufón, bailas y halagas a la locura del vacío.

Ilusión, amo y señor de la mente caótica. Eres la segadora del tercer ojo, el cual emite la luz de la verdad. Semilla maldita que se incrusto en el corazón disparatado. Raíces salieron, hojas marchitas se fueron, fruto quebradizo. Surgiendo de la semilla, un niño sin rostro, confundido por el alcohol sentimental del corazón. La nueva criatura se dirigió al demonio. Luchando en vano, con los espejos rotos, cayó en el espejismo creado por lo que ahora es la locura.

¡Loco!, por fin has nacido. Da la bienvenida al mundo, pues éste es tu reino. Eres libre de ejercer tu voluntad ante las criaturas ingenuas. Has sido coronado por el amor embriagante y el odio bufonesco. Camina y da tus primeros pasos hacia la libertad, lastrada por la frustración.



Ya has caminado un tiempo, ahora tienes un hijo; la soledad. Crece y se nutre de ti, llora y laméntate, ríe y goza por tu creación.

Deja de ponerte máscaras, locura, bien sabes que el gran espejo lo revela todo. Aun cuando la máscara parezca contenta, agonizas por dentro.

¿Qué dice el loco? No tiene sentido… Sólo la vida del loco significa el dominio de su hijo. Camina ante su reino de soledad, con tres máscaras en su frente, unas pequeñas alas cubren su espalda. En sus manos sostiene los espejos de la ilusión. Se coloca en el centro de ningún lugar y grita: “Solamente locura”.

1 comentario:

AliceKolotl dijo...

Lo k encuentro es la lokura de un ser que se parece al mio.. que se expresa y siente, que vive y goza... incluso las emociones más dolorosas como el amor terminado, acabado, no correspondido, imaginario, solitario... un loko como yo que en la filosofía encuentra la expresion del ser... que parece que somos