domingo, 3 de octubre de 2010

El Punto


Vaya que ha pasado el tiempo desde que entré a trabajar al cibercafé. No recuerdo con precisión la fecha en que inicié mis labores, pero si recuerdo la cantidad de experiencias que me dejó trabajar. Mientras me encontraba en el limbo, pues después de salir de la prepa y entrar a la universidad, me encontré ante una carrera que no me gustó, decidí salirme y buscar empleo. Primero intenté trabajar en una tienda de ropa, pero no me gustó el ambiente. Me retiré con mis 20 kilos de más en el cuerpo y comencé ponerme metas en la vida, metas a corto y mediano plazo. Quería adelgazar, entrar a la universidad, y encontrar trabajo. Mis pretensiones se encaminaban a entrar a dos carreras. Después, gracias a una amiga de la prepa obtuve el empleo de encargado del cibercafé El punto. Cuando entré me sentía temeroso, al principio me fastidiaba, sentía que las horas nunca terminaban, además la actitud de mi jefa no era muy agradable… me sentía totalmente desubicado… pero eso fue cambiando con el tiempo, me fui acostumbrando hasta que pasaron cuatro años y medio y heme aquí, escribiendo unas cuantas palabras nostálgicas sobre mi primer trabajo que está por concluir este domingo. Pensar en El punto, es recordar tantas experiencias. En primera, que entraba a las salas de chat para conocer muchachos, después salía con ellos, y así fueron mis primeras reuniones. También conocí a mi primer novio duradero y tormentoso, que a pesar de la distancia, llegué a ser cosas que nunca creí hacer: salirme de mi casa, sin saber la ruta precisa, los pasos a seguir, era mi primer viaje fuera de casa totalmente solo y patrocinado por mi sudor. Por otra parte, aprendí mucho, sobre astrología, computación, filosofía, literatura, arte, etcétera. Tener la computadora enfrente me obligó a investigar y curiosear. Lamentablemente todo lo que empieza termina y con esto quiero darle un espacio a aquello que me dio tanto y que me enseñó mucho más. Gracias por estos cuatro años de gratas experiencias…

2 comentarios:

Riccy dijo...

Enhorabuena por futuros y mejores empleos. Ay siempre quise trabajar en un cybercafé pero nunca he durado mas de cuatro meses en ninguna chamba. Que trabajen los pobres, ja.

Saludos y besos.

ANYELYT.. dijo...

Lo bueno es siempre tener metas.
SALUDOS niño.