domingo, 19 de junio de 2011

Citando poemas estelares


Al ver tu agradable sonrisa
contenida en aquél
rostro resplandeciente,
haces que mi mente despierte
en la oscuridad de la noche
para escribirte unas palabras.

Al ver tu lejana presencia
contenida en un cuerpo presente
haces que mi mente despierte
y recuerde las dulces palabras
de aquél poema estelar.

El gran poeta escribió:
“Y viendo cómo lucían
Miles de blancas estrellas
Pensaba que todas ellas
En su corazón ardían”.

El poseído de la palabra divina
sólo creía
que aquellos luceros ardían
en su corazón.
Sólo creía
que aquellas partículas vivían
en sus letras…
en los poetas…

Deja que vaya aún más lejos
y diga que todas aquellas
blancas estrellas
brillan en tus ojos
y se disuelven
al contacto con la realidad.

Despierto ante las circunstancias
ante la realidad,
y me sumerjo en su diafanidad



Porque bien dice maría Zambrano
que: “las estrellas huyen mostrándose
no es de nuestros ojos,
es de nuestro tacto,
de nuestras manos opresoras
de donde huyen…
pero siempre amigas a distancia
como el verdadero amor no hallado.”

Las estrellas son para la filósofa-poeta
“testigos fieles de nuestros combates”.
por eso las aprecio,
por eso las quiero.

Duermo gracias a Orfeo
y me sumerjo en el sueño
donde puedo tocarlas
sin que se apaguen
sin que se caigan,
porque….

Colgadas, las estrellas, en los cielos
en aquél reino platónico de ideas
donde está la belleza y la armonía,
ahí también estas tú con una sonrisa.

Quizás el poeta sienta
dolor y padezca
aquella lejanía
de las sagradas estrellas.

Esperanza ha guardado el poeta
y por eso ha derramado tanta tinta.
Ha derramado tanta tinta
para salvar las ilusiones,
aquello que no es,
lo que fue,
y aquello que
quizás,
será.

Deja que cite las palabras de mi querido
Novalis, estimado poeta que dice
“Y volverán las estrellas
A visitar la Tierra,
De la que huyen en
Esos tiempos oscuros”.

¡Y así es, han regresado!

Todo esto fue porque en tus ojos vi
como miles de estrellas salían de ti.
Disculpa la mano que sostiene esta pluma
y que tantas palabras escribió en el limbo
porque no le alcanzan las gotas de la bruma
para decirte lo mucho que te…

1 comentario:

oliver agiss dijo...

Increíble, me gusta tu trabajo.