domingo, 10 de mayo de 2009

Edipo y la Malinche


Cada diez de mayo en México se lleva la celebración del día de las madres. Como lo mencione en la entrada anterior, la importancia de la figura materna en la cultura es importante, sin embargo hay otras formas de percibir el lazo con aquella figura que da vida. En la mitología, se refiere al oráculo de Delfos, el cual auguró al padre de Edipo, que aquel al crecer, le daría muerte y desposaría a su mujer. Edipo fue ordenado a Layo para ser matado, sin embargo éste se apiado y lo abandonó en el monte Citerón… Freud tomó este mito y lo llevo al psicoanálisis, desarrollándolo en el “complejo de Edipo”, el cual se refiere al conflicto emocional que se da en la infancia de todo ser humano de sexo masculino o femenino, sintiendo una atracción sexual inconsciente por la madre, así como un odio hacia el padre. Es común ver en estas fechas en los medios de comunicación una constante propaganda por la celebración, resalta la importancia que tiene la madre para los mexicanos. A la madre se le compra desde ropa, perfumes, hasta electrodomésticos, o se le lleva a comer a un restaurante lujoso, mientras que en los periódicos se destaca la importancia que tiene.

Aquel hijo que esta constantemente con su madre, de un lugar a otro, es limitado, de cierta manera, no se le permite que salga con alguna otra mujer que no sea la madre, o si sale, la madre estará con su ojo vigilante, considerando que ninguna mujer es lo suficientemente buena para su hijo. Por citar un ejemplo en el mundo de las películas, tenemos Psyco (1960), la afamada película Psicosis de Alfred Hitchcock, dónde Norman Bates, está siendo constantemente vigilado por la figura de su madre, el personaje, siendo dueño de un Motel, es atraído por la bella mujer Marion, la cual cae en el Motel por una decisión apresurada, ella es invitada a tomar un café en la sala del Motel, entre aves disecadas, las garras abiertas de los búhos, señalan de la madre destructora. Es asesinada Marion por la madre de Norman Bates. La historia señala como el hijo mato a su propia madre, y él mismo llego a representarla, teniendo diálogos con ella, teniendo así un conflicto, mientras que sus impulsos lo llevaban a desear a una mujer, por otra, la voz de su madre se lo impedía, llegando a matar a cualquier mujer que le agradara. No es para decir que cualquiera que sienta este apego con su madre vaya a matar aquellas mujeres que se le presenten en su vida, sin embargo, el hombre de cierta manera las alejará, diciendo frases como: No me quieres como mi mamá, no cocinas como ella… etc. La mamitis, es un caso típico en la infancia, así vemos al hijo queriendo acostarse en medio de sus padres, la forma en que el individuo pueda cortar este lazo depende tanto de la madre como del hijo, así el joven puede tomar a su padre como figura de admiración, o puede que siga estando apegado a su madre. Puede que el individuo busque a una pareja que se parezca a su madre.

El insultar a la madre del otro, es una gran ofensa en México, por eso, es común oír expresiones como: chinga tu madre, ah la madre, estoy hasta la madre, puta madre, en la madre… Es un vocabulario ofensivo, pues para el mexicano la madre es sagrada, y si se le agrede entonces se reacciona defendiéndola. Octavio Paz, en su Laberinto de la Soledad, se refiere a estas malas palabras, pero más que nada a la exclamación ¡Viva México, hijos de la chingada! La chingada es varias cosas a la vez y no, es la Madre, no una de carne y hueso, es una figura mítica, es como la Llorona, considera Paz, la “sufrida madre mexicana”, “la chingada es la madre que ha sufrido, metafóricamente o realmente.” La chingada es lo pasivo, ser chingado es ser perturbado, es un insulto, es haberse rajado, mientras que ser chingón es lo contrario, de igual forma, decir: vete a la chingada, es invocar a la nada. La chingada es la Malinche, pues aquella figura que traiciono al pueblo. Por eso se le juzga a la persona que prefiere lo extranjero a lo nacional como malinchista. El mexicano para Paz, es un ser receloso de su interioridad, que teme abrirse, no conoce a su vecino, y el rajarse para el hombre es la mayor expresión de debilidad, por eso aquellas figuras machistas, que son totalmente chingonas, activas. De esta forma, se ve como se degrada el papel de la mujer, por este complejo de inferioridad, por haber nacido sin miembro, por la raja, esta expuesta, es sumisa, es la que sirve. La soledad esta también presente, el mexicano se siente despojado de sus antiguos dioses, y ve en la Guadalupana una continuación de su antigua madre, y esta madre protectora, ante los invasores, ante las calamidades, políticas y económicas.

Dos figuras que proporcionan una gran fuente de pensamiento, de análisis, el cual muestra una realidad, estas figuras mitológicas o no, ambas, dan cierta referencia al comportamiento de los humanos, son los mitos que aun perduran en la actualidad y que forman parte de la vida.

1 comentario:

una nuBe dijo...

Hola es muy interesante este referente! creeme bueno estoy algo encantada con tu blog, creo que tu perspectiva filosofica antorpologica, psicologica bla bla blaaa! jaja es interesante. realmente lo es. sabes? sabines es muy bueno, pero hay un poema en especial que me conmociona de pablo neruda.en fin.creo que igual nos llevaremos bien. saludos...